• El Gobierno Sandinista, a través del Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE), inauguró, el miércoles 15 de agosto de 2018, un proyecto piloto para la adaptación al cambio climático que consiste en obras de mitigación, con el fin de aprovechar las precipitaciones de lluvia captadas a través del acondicionamiento de un área de recolección en el sub suelo y de las áreas de techo construidas para el mejoramiento del sistema de agua potable de Great Corn Island, municipio de Corn Island, Región Autónoma Costa Caribe Sur, donde 1,914 familias protagonistas están siendo beneficiadas.

    La inversión en este proyecto fue de 7.7 millones de córdobas, el que fue ejecutado bajo la modalidad de Proyecto Guiado por la Comunidad (PGC), para su diseño se tomó como referencia los resultados de calidad de agua del monitoreo desarrollado en el marco del Programa de Adaptación al Cambio Climático en el Sector de Abastecimiento de Agua Potable y Saneamiento (PACCAS), con el objetivo de mejorar la calidad del agua de los pozos No. 4 y No. 13 de la Empresa Municipal del Agua de Corn Island (EMACI), específicamente busca reducir la concentración de la salinidad a través de la recarga artificial del acuífero con agua de lluvia.

    “Esta es una obra más del Buen Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo, de ese Buen Gobierno que siempre nos da la esperanza de que los pobres de Nicaragua cada día recibiremos más, por eso nosotros debemos ser consecuentes con este Gobierno, que goza de la confianza de los organismos internacionales como el Banco Mundial, el BCIE, y otros, porque ejecuta bien los recursos económicos”, expresó el alcalde de Corn Island, Cleaveland Webster.

    Rodolfo Lacayo, Director de la División de Planificación del FISE, manifestó: “Con la entrega de este proyecto estamos cumpliendo el mandato del Gobierno Sandinista que orienta la restitución de derechos como el agua y el saneamiento a las familias. Este proyecto, al igual que otros 7 que se ejecutaron alrededor del país, en el marco del Programa PACCAS, viene con el nuevo componente de la adaptación al cambio climático y además contempla el desafío de la modalidad de Proyecto Guiado por la Comunidad, que es la responsabilidad compartida entre las autoridades nacionales, municipales, los Comité de Agua Potable y Saneamiento (CAPS) y la comunidad”.

    “En la ejecución del proyecto siempre se le habló con franqueza a la comunidad, es decir hubo transparencia, ahora viene la parte más importante, que es el mantenimiento del proyecto, con la comunidad le tenemos que dar sostenibilidad, no podemos permitir que se pierda una inversión de más de 7 millones, para lo cual contamos con el acompañamiento del FISE”, indicó Orlando Somarriba, presidente del CAPS.

    Esta obra fue ejecutada en coordinación con el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA), financiada con fondos de donación del Fondo Especial de Cambio Climático (FECC), administrado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM-FECC) y que tiene como agencia implementadora el Banco Mundial.