•  

    En concordancia con las políticas implementadas por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, encaminadas a estrechar la brecha de inequidad de género, el Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE) ha venido desarrollando acciones para lograr la equidad o igualdad de género entre los servidores públicos, por ejemplo ha implementado acciones para promover la integración de hombres y mujeres a todas las modalidades educativas, culturales y tecnológicas; así como acciones para fortalecer las capacidades de las mujeres en la práctica de un liderazgo inclusivo, participativo y complementario en los espacios organizativos y políticos.

    “El FISE ha venido desarrollando una política y una estrategia de género e interculturalidad que orienta la promoción e incorporación de género en el ámbito institucional y en la ejecución del ciclo de proyecto de agua y saneamiento rural”, explicó la compañera Horfa López, Experta en Género.

    “Esta política y estrategia institucional”, detalló la compañera López, “comprende dos ejes de trabajo. El primero es promover la integración de mujeres y hombres a todas las modalidades educativas, culturales y tecnológicas en igualdad y equidad. Dentro de este eje hemos fortalecido las capacidades, conocimientos y habilidades en la aplicación del enfoque y la práctica de género en el ciclo de proyecto de agua y saneamiento, a través de la realización de 11 talleres de inducción dirigido a 180 facilitadores sociales, así mismo hemos implementado la Metodología Vinculada a Resultados (AVAR) en agua y saneamiento, contribuyendo al fortalecimiento de capacidades sectoriales en 144 municipalidades del país, para la promoción de los CAPS y de prestadores de asistencia técnica”.

    En este eje de trabajo, el FISE también ha venido promoviendo el desarrollo de especialización en agua y saneamiento en las modalidades de Pos Grado y Diplomados dirigidos a 25 servidores y servidoras públicos y 35 técnicos de las Unidades Municipales de Agua y Saneamiento (UMAS).

    La compañera López explicó que el segundo eje de trabajo de la estrategia del FISE ha consistido en fortalecer las capacidades de las mujeres en la práctica de un liderazgo inclusivo, participativo y complementario en los espacios organizativos y políticos.

    Con la implementación de ambos ejes de trabajo, se han obtenido resultados satisfactorios, tanto en el ámbito de sensibilización de mujeres y hombres en los procesos sociales del ciclo de proyecto de agua y saneamiento, en el tema de capacitación en género y otros temas, así como en la participación de las mujeres en los Comités de Agua Potable y Saneamiento y en otros espacios como foros y demás reuniones.

    Sin embargo hay muchos desafíos en este tema. “Entre los más importantes está continuar fortaleciendo las capacidades instaladas en cuanto a la gestión social de los proyectos con prácticas de género e implementar un sistema de monitoreo y seguimiento para medir los indicadores y los resultados alcanzados en la práctica, entre otros”, indicó Horfa López.