•  

    Gracias a la voluntad política del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través del Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE), se está llevando agua de calidad y saneamiento digno a comunidades vulnerables ubicadas en el territorio Mayagna Sauni Bu, en la Zona de Régimen Especial Alto Wangki Bocay. Allí 525 protagonistas de las comunidades Kudahwas y Peñas Blancas ya cuentan con esos importantes servicios, gracias al funcionamiento de 2 proyectos de agua potable y saneamiento que fueron inaugurados el 11 y el 16 de mayo de 2018, respectivamente.

    Ambos proyectos consisten en Mini Acueductos por Gravedad, los que, a través de conexiones domiciliares de patio y puestos públicos de abastecimiento de agua, llevan el vital líquido a 120 familias en ambas comunidades. Con respecto al componente del saneamiento, se construyeron 95 letrinas e igual número de lavamanos. La inversión en ambos proyectos fue de más de 18.5 millones de córdobas.

    “Con las inauguraciones de estos proyectos se está cumpliendo el mandato del Gobierno que dirige el Presidente Daniel Ortega de restituirle los derechos a las comunidades mayagnas y miskitas. Gracias a la gestión hecha por el Gobierno ante los organismos internacionales, gracias al Gobierno Territorial Indígena (GTI) y gracias al trabajo de las familias de estas comunidades ahora tendrán el agua y el saneamiento en sus hogares, a partir de hoy la responsabilidad la tiene el Comité de Agua Potable y Saneamiento y ustedes de cuidarlo y darle autosostenibilidad al proyecto, para que tenga una vida útil de más de 20 años”, manifestó en el acto de inauguración el compañero Abner Ortiz, Coordinador de la Región VI del FISE.

    “En nombre del Gobierno Territorial Mayagna Sauni Bu, le damos gracias al FISE por haber ejecutado este proyecto y nos llena de mucho gozo que el Gobierno haya tenido voluntad de desarrollar una obra de tan gran magnitud, es un proyecto que para nosotros nos que parecía imposible y que ahora beneficiará a niños, adultos, ancianos; ya las madres no tendrán que ir en pipante o bote a traer un valde de agua y les aseguro que estamos proponiendo nuevos proyectos para nuestra población”, expresó Juan Pablo Pérez, representante del GTI.

    El acceso a las comunidades de la Zona de Régimen Especial Alto Wangki solo es posible en bote o lancha, a través del Río Bocay. Son comunidades que nunca habían contado con sistemas de agua potable, por lo que su población se abastecía de los caños que se encuentran en ese lugar, cuya agua está contaminada por la actividad diaria de los pobladores que viven a orillas del río. Con la llegada de estos proyectos de agua potable y saneamiento, a estas comunidades también se les entregó un equipo de apoyo para clorar el agua, para medir la calidad del agua y en general para la operación y mantenimiento de esos sistemas.