•  

    Con una inversión total de 10.3 millones de córdobas, se ejecuta el Proyecto de Agua Potable y Saneamiento en la comunidad Piedras Grandes 2, del municipio de Juigalpa, Departamento de Chontales. Restituyendo el derecho al acceso de agua segura y saneamiento digno a  314 protagonistas y cumpliendo así, con las directrices de Gobierno del Presidente Daniel Ortega, ejecutadas a través del Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE) y en coordinación con el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA), financiada con fondos de donación del Fondo Especial de Cambio Climático (FECC), administrado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM-FECC) y que tiene como agencia implementadora el Banco Mundial.

    Este proyecto garantizará agua de calidad y saneamiento digno a través de dos sistemas:

    1. Mini Acueducto por Gravedad (MABE), el cual funcionará a través de un sistema fotovoltaico de paneles solares debido a la falta de energía eléctrica en la comunidad; beneficiando sectores que están ubicados en la parte baja de la cordillera de Amerrisque, que son El Jicaral 1, El Jicaral 2 y Los Martínez.
    2. Captación de agua de lluvia, para lo cual se le estará instalando a los protagonistas 2 tanques con capacidad de 5 mil litros cada uno. Con el Sistema de captación de agua de lluvia se brindará el acceso en los sectores que están ubicados arriba de la cordillera de Amerrisque, como son Manigua, Monte Fresco y Lajas Azules.

    En total, serán 43 familias las que tendrán acceso al agua potable por medio del sistema de captación de agua, y 19 familias a través del sistema MABE, para un total de 62 familias beneficiadas, que de igual forma, se les garantizará el saneamiento digno, a través de la instalación de letrinas semi elevadas y lavamanos.

    La obra es ejecutada bajo la modalidad de Proyecto Guiado por la Comunidad (PGC), que constituye la expresión viva del modelo de democracia directa, a fin de asegurar el poder ciudadano y la auditoría social mediante la participación de los protagonistas con responsabilidad compartida en la ejecución de las obras, empoderándose de los componentes del proyecto como es: Agua, Saneamiento, Higiene y Medidas de Adaptación al Cambio Climático a fin de garantizar la sostenibilidad de los sistemas y su resiliencia ante el Cambio Climático.  En esta modalidad de ejecución, desempeña un rol importante el Comité de Agua Potable y Saneamiento (CAPS),conformado en el marco del proyecto con el acompañamiento social de FISE.

    Norlan Dávila, Responsable de la Unidad Municipal de Agua y Saneamiento (UMAS) de la Alcaldía de Juigalpa, explicó que “Piedras Grandes 2 fue seleccionada para la ejecución de este proyecto porque en los estudios previos que se realizaron en 5 comunidades aledañas, esta comunidad presentó mayor puntaje con respecto a la afectación del cambio climático, niveles de pobreza, número de población y falta de acceso al agua. Debido a esto, el proyecto contempla la realización de obras ambientales, sistemas agroforestales y silvopastoriles y bosques de galería alrededor de la fuente que abastecerá el sistema”.

    Sobre el tema del impacto del cambio climático, el Facilitador Social del FISE, Wilfredo Vásquez, aseguró que han realizado talleres, asambleas comunitarias, grupos focales y visitas casa a casa, en las que han reflexionado con los protagonistas sobre la causa y el efecto de esta problemática. Además de implementar la Metodología FCSA (Familia, Comunidad, Salud y Ambiente) para capacitar a los promotores y maestros en estos temas, para que tengan las herramientas suficientes para mantener la comunidad limpia”, manifestó Vásquez.

    “Le damos gracias a Dios, al Banco Mundial y a nuestro Gobierno que nos ha escuchado, el agua es indispensable y ya la tendremos”, manifestó el Secretario del CAPS, Jader Jarquín, mientras llenaba junto a otros hombres y mujeres sacos de arena para trasladarlos en bestias a su vivienda, para la construcción de los sistemas individuales de captación de agua de lluvia.

    La comunidad Piedras Grandes 2 se localiza a 15 kilómetros del municipio de Juigalpa, se encuentra rodeada por la cordillera Amerrisque, zona del corredor seco de Nicaragua, donde las familias carecen de agua y en especial en las épocas secas; la zona también se caracteriza por tener pendientes pronunciadas de 6-15%, suelos rocosos, siendo fundamental la conservación y protección de los recursos naturales, a fin de incrementar los niveles de los recursos hídricos; es por ello que el Programa de Adaptación al Cambio Climático (PACCAS) busca reducir la vulnerabilidad a los impactos del Cambio Climático, brindándole a las comunidades sistemas de agua que contemplan medidas de adaptación a dicho fenómeno natural.