•  

    En rutas del Bien Común, Nuestro Buen Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través del Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE), en alianzas interinstitucionales con Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (ENACAL) , Autoridad Nacional del Agua (ANA), INETER y el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA) para el cuido de los recursos naturales,  realizó un encuentro de intercambio de experiencias entre los técnicos de las Unidades Municipales de Agua y Saneamiento (UMAS)y los técnicos de las Unidades Municipales  del Ambiente  de los municipios de  Dipilto y  Ocotal con los integrantes de  la UMAS y UMA de El Tuma-La Dalia, el cual se desarrolló exitosamente en el marco del Programa de Gestión Comunitaria de la Cuenca del Río Dipilto, que se ejecuta con apoyo de la Cooperación Suiza y las Alcaldías Municipales de Dipilto y Ocotal.

    Con el propósito de conocer el trabajo que ha venido realizando la Alcaldía del poder ciudadano del municipio de El Tuma-La Dalia, en cuanto al cuido del medio ambiente y protección de las fuentes de agua, en este encuentro se compartió una de las experiencias exitosas en la restauración de la reserva montañosa, como es “El Macizo de Peñas Blancas”, con el objetivo de que estas buenas prácticas y la metodología que han ejecutado sean implementados en el rescate de la cuenca del Río  Dipilto.


    La compañera Miryan Matamoros , especialista social del FISE, mencionó que “esta actividad tiene como objetivo la reforestación  y la conservación del río Dipilto, conocer las experiencias de la alcaldía de El Tuma- La Dalia  en cuanto al fortalecimiento de las capacidades desde la comunidad,  a través de los Comité de Agua Potable (CAPS)y de las UMAS de Dipilto y Ocotal a fin de  retomarlas en cada una de las fincas en Ocotal y Dipilto para realizar  una buena planificación  de agua y saneamiento que nos permita restaurar las fuentes de agua  en el manejo  de las zonas de recargas  y de los recursos hídricos”.

    “Estamos en este encuentro con los compañeros de Dipilto y Ocotal para intercambiar experiencias del trabajo, desde la alcaldía de El Tuma La Dalia, podemos contribuir al fortalecimiento para mejorar las actividades de la Cuenca del Río Dipilto en el cuido de la fuente y en el aspecto social”, manifestó la vicealcaldesa de El Tuma-La Dalia, Vida Treminio.

    Dentro del encuentro, también se realizó una gira de campo, se visitó la finca Bernardino y la comunidad La Isla, en ambos lugares se pudo constatar el trabajo que se ha venido realizando conjuntamente la UMAS y UMA de Tuma La Dalia junto con los CAPS en el cuido y manejo del agua.

    Allan Bolt, Especialista   y director del Centro de Entendimiento con la Naturaleza (CEN), explicó las acciones concretas para restaurar la cuenca del Río Dipilto: “En la parte alta de Dipilto, en la zona del bosque nuboso se puede   ver y estudiar qué asociaciones vegetales hay y las que hacen falta para poder hacer infiltración de agua.

    “Debemos revisar el sistema de drenaje de la parte alta y manejar el caudal que desde ahí se genera ahorita en verano, para que cuando llegue el invierno no tengamos un enorme flujo rápido hacia abajo y que tengamos el máximo de infiltración posible de manera segura.   

    “Es necesario sembrar bambú, aunque no sea de ese ecosistema porque eso puede generar ingresos económicos para las comunidades y los propietarios y nos permita retener agua de manera masiva, una hectárea establecida puede generar hasta 37 mil litros de agua diaria.

    El Programa de Gestión Comunitaria para la Cuenca del Río Dipilto, a través de sus componentes llamados Verde y Azul (agua y bosque), comprende una geo-referenciación del área, elaboración de 825 planes de fincas de pequeños, medianos y grandes productores en Dipilto, mapa de la cuenca, obras de mitigación, ampliación de las pilas de captación y planta procesadora en Ocotal, actividades de concienciación sobre el correcto uso del agua en la parte alta de la recarga.

    Los productores de café de Ocotal están comprometidos en apoyar todas estas iniciativas, se ha trabajado en la reducción al máximo del impacto de las aguas mieles sobre las aguas del río.

    La cuenca del río Dipilto consta de 94 kilómetros cuadrados, y es muy importante, a nivel nacional, porque toda el agua que produce abastece a los 45,500 habitantes de la ciudad de Ocotal, cabecera departamental de Nueva Segovia.