•  

    El Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE) desarrolló, el 19 de marzo de 2019, un Taller en el que se presentaron los hallazgos de una investigación sobre el funcionamiento de la cadena de cloro en los sistemas de agua potable. En el estudio se tomaron muestras, entre el 2017 y 2018, en 37 sistemas de agua de comunidades rurales de los municipios Rivas, Carazo, Matagalpa, Jinotega y en las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Norte y Sur.

    A partir de los resultados del estudio, la doctora Indiana García, Consultora del FISE, insistió en que se debe poner atención en mejorar el acceso a la información sobre los proveedores de cloro, aumentar las capacitaciones sobre los compuestos de cloro adecuados para cada sistema, sobre la preparación de las soluciones y el monitoreo adecuado.

    En el taller participaron representantes de las UMAS, de empresas proveedoras de cloro, instituciones públicas como el Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (INAA) y Organismos No Gubernamentales que trabajan en el sector.

    “Este taller es importante porque aquí están representados todos los sectores involucrados en el tema de la cloración de agua. El objetivo es unir esfuerzos para garantizar la calidad del agua para el consumo humano de las familias nicaragüenses”, manifestó Fabiola Téllez, Especialista en Investigación y Normas del FISE.

    La investigación realizada por el FISE también presenta 3 propuestas para la creación de las nuevas cadenas de suministro de cloro. La consultora García explicó que “una de las propuestas es que sean las empresas de agua adscritas a las municipalidades las que suministren el cloro y en el caso de los municipios que no cuentan con esas empresas, que lo suministren los CAPS que estén más fortalecidos y una tercera propuesta es que sea ENACAL quien realice esa labor”.

    “De los 45 CAPS que existen en León, el 60% practica el sistema de cloración y para avanzar en ese trabajo, hemos establecido coordinaciones con ENACAL, que nos está apoyando con la técnica para la calibración de los equipos y con el suministro del cloro, y con el Ministerio de Salud (MINSA), que nos brinda apoyo con el monitoreo del cloro residual y con el trabajo de concientización de las familias”, expresó Benito Abarca, representante de la UMAS de León.

    Por su parte, Alvaro Rodríguez, representante de la empresa EOS Internacional, mencionó que les parece muy importante este debate sobre la creación de la cadena del suministro del cloro: “Nosotros queremos aportar, nos parece que son las UMAS y el MINSA los que tienen que hacer este trabajo en las comunidades, porque están más cerca de los CAPS y también ENACAL debe realizar esa labor a nivel nacional”.

    Todos los hallazgos y propuestas contenidos en esta investigación, relacionados con el tema de la calidad del agua, serán presentados ante el Comité Técnico interinstitucional, conformado por representantes de INAA, ENACAL y FISE, que trabajan para el mejoramiento de las normas de los diseños de los sistemas de agua.

    “Vamos a incluir esta información en el Comité Técnico, porque nos interesa no solamente brindarle a la población cantidad de agua, sino agua de calidad”, expresó Cindy Pérez, Responsable del Departamento de Acueductos Rurales del INAA.

    Esta es la primera investigación que se realiza sobre este tema y, junto a otras investigaciones sobre manejo de lodos y mejoramiento de las opciones de saneamiento, forma parte de los componentes del Proyecto de Sostenibilidad del sector de Agua y Saneamiento Rural (PROSASR), financiado por el Banco Mundial.

    AGUA FISE