• 725 protagonistas de la comunidad Jerusalén, del municipio de Nueva Guinea, RACCS, serán beneficiados con proyecto de Agua Potable y Saneamiento que ejecutará el Gobierno, a través del FISE

    La comunidad Jerusalén pertenece al municipio de Nueva Guinea, Región Autónoma de la Costa Caribe Sur del país. Los que habitan en este lugar jamás han gozado del derecho al consumo de agua de calidad y saneamiento digno, es hasta ahora con el Buen gobierno Sandinista, dirigido por el presidente Daniel y la compañera Rosario, que se hace posible cambiar las condiciones de vida en esta zona, ya que en pocos meses tendrán agua e inodoros en sus hogares.

    “Hoy hacemos la entrega de sitio con la realización de una Asamblea comunitaria donde participa más del 90% de las y los jef@s de familia, esto con el objetivo de explicar los alcances del componente técnico, en función de garantizar un plazo de ejecución que es alrededor de 7 meses, siendo el impacto social muy importante ya que es la primera vez que se instala un proyecto con estas características en la zona”, explicó el ingeniero  Javier Avilés, Especialista Social del Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE).

    El proyecto, que será ejecutado a través del NUEVO FISE, consiste en la construcción de un Mini Acueducto por Bombeo Eléctrico (MABE). Aquí, a través de la instalación de conexiones domiciliares de agua potable y de 40 inodoros, se les restituirá derechos a 725 protagonistas, pertenecientes a 178 familias de esa comunidad.

    “Me siento alegre porque con este proyecto voy a tener agua potable e inodoro en mi casa, ya no tendré que andar pidiéndole agua al vecino, gracias presidente Daniel”, dijo Rosario Miranda, protagonista.

    Por su parte Concepción Dávila, nacido y criado en esta comunidad, manifestó que existen familias que aún hacen sus necesidades fisiológicas al aire libre, lo que significa un foco de contaminación para el medio ambiente, “pero ahora con este proyecto que nos van a construir las cosas van a cambiar, estoy muy contento”.

    La inversión estimada es de 8 millones 968 mil 350 córdobas y pretende promover 163 empleos directos. Para el gobierno Sandinista sigue siendo prioridad mejorar la calidad de vida de las familias.

    JERUSALEN