Por Amor a Nicaragua, Siempre Más Allá… Nuestro Buen Gobierno a través del Nuevo FISE, inauguró un proyecto de agua potable y saneamiento digno en la comunidad El Riego, municipio de Santa Lucia, departamento de Boaco. Esta obra restituyó los derechos a una mejor calidad de vida a más de 76 familias y contó con una inversión de más de 6 millones de córdobas.

La obra consiste en la construcción de un Mini Acueducto por Bombeo Eléctrico (MABE)que significa la instalación de: 76 conexiones domiciliares, 76 lavamanos, 45 letrinas con alcance hacia 2 escuelas. La mejora en esta comunidad llega para satisfacer a más de 500 protagonistas beneficiadas con agua y saneamiento. 

Paula Angélica Romero, Protagonista de El Riego, expresó que se siente feliz porque ahora cuenta con el vital líquido en su hogar: “hoy nos sentimos felices, porque siendo una persona de la tercera edad me tocaba ir a traer agua hasta un río donde los caminos son de difícil acceso, pero gracias al Gobierno Sandinista y a la Alcaldía hoy cuento con el agua en mi casa”.

Edmundo de la Cruz García, Vice Alcalde del municipio de Santa Lucía dijo que: “Gracias a nuestro Buen Gobierno y trabajando con la comunidad se impulsó este proyecto, el cual dedicamos a nuestro comandante Carlos Fonseca Amador y vamos a seguir trabajando para garantizar la sostenibilidad del mismo”. 

El compañero Marvin Palacios Rodríguez, Asesor técnico territorial del Nuevo FISE, señaló hizo un llamado a las familias que habitan en la comunidad y que estaban recibiendo el proyecto a que cuiden y den mantenimiento a las fuentes de agua, siendo la única alternativa de protección del caudal: “Debemos de realizar jornadas de reforestación para la protección del pozo, también debemos evitar la contaminación y el derroche del vital líquido”.

No debemos olvidar que el agua se origina en lo alto de las montañas, a cientos de kilómetros de distancia. Desde allí, el agua fluye atravesando parajes naturales y tierras agrícolas  hasta que parte de ella se canaliza por tuberías que trasladan el agua hasta nuestros grifos y a diversas empresas. Solemos pensar que esas tuberías son nuestra principal infraestructura hídrica, pero las tierras de la parte alta de la cuenca hidrográfica desempeñan un papel clave a la hora de captar, almacenar y trasladar nuestra agua. Si conservamos estas tierras, podremos proteger mejor nuestra agua y generar beneficios adicionales para las familias y la naturaleza.

 

Agua