Los representantes de la Comisión Interinstitucional que trabajan en el sector del agua, saneamiento e higiene en Nicaragua se reunieron para afinar la información que se presentará en el Primer Informe del Seguimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) al 2030, que se presentará en mayo de 2020.

Esta es la tercera reunión que se realiza durante este año y en el encuentro se presentaron a los integrantes y subgrupos de las comisiones oficiales de trabajo y los coordinadores de cada comisión presentaron los avances, el plan de trabajo de aseguramiento para el informe de país, así como las propuestas de matrices de variables e indicadores con las que se trabajarán. 

“Son tres comisiones de trabajo: la del agua, la del saneamiento y la de gestión integrada de los recursos hídricos. Estamos compartiendo los avances y retroalimentarnos con la información de cómo hemos venido trabajando para el cierre de las brechas y cómo hemos venido estableciendo alianzas con las instituciones del Estado y con otras organizaciones y entidades que cooperan y también contribuyen al desarrollo del sector para lograr el cumplimiento de las metas 6.1, 6.2 y 6.5 del ODS 6”, explicó el compañero Joxan Icaza. 

“Ya tenemos algunos datos conclusivos, estamos tratando de que todos estemos de acuerdo con los datos, conceptos e indicadores que como país estamos generando. Además se han venido identificando a otros actores claves a quienes se les ha solicitado se incorporen en este trabajo como el Ministerio Agropecuario relacionado con la gestión de recursos hídricos, además del INTA, el MINED y ellos ya han venido trabajando en las distintas comisiones”, expresó el compañero Rodolfo Lacayo,

Por su parte, Rosa Angélica Sáenz, representante de ONGAWA en Nicaragua, manifestó que las brechas que tiene el sector en el acceso al agua y saneamiento no solo los debe resolver el Gobierno, sino las ONG y demás actores: “Ha sido una buena experiencia reunirnos y darle respuesta a esa inquietud de crear una mesa para trabajar en conjunto para lograr el cumplimiento de los ODS”.

“Es la primera vez que Nicaragua se somete a esta evaluación de estos indicadores. En el 6.1 se estudiará si tenemos el entorno propicio, el marco legal, las herramientas y la planeación. En el 6.2, la participación de las instituciones y el fortalecimiento de las capacidades y en el 6.5, cuáles son los instrumentos que tenemos para monitorear la gestión del recurso hídrico y cómo está el nivel de financiamiento”, explicó Carmen González, de la Asociación Mundial del Agua.

AGUA FISE