Invocando el nombre del Señor, con alabanzas, oraciones y en verdadera unión fraternal,  la comunidad evangélica junto a todos los servidores públicos del Nuevo FISE participaron en un acto de alabanza en el que se agradeció al Padre Celestial por las bendiciones recibidas durante el año 2019 y pidiendo intercesión para conseguir nuevos triunfos en los años venideros.

“Esta actividad se suma al esfuerzo que hemos venido haciendo desde mediados del año pasado, encontrándonos cada 15 días a hacer oración, lo hemos hecho de corazón y por convicción y queremos continuar haciéndolo de manera permanente el próximo año. Nos sentimos bendecidos por todo lo que hemos logrado a lo largo del año, son tantas cosas buenas y que no pudieron haberse dado sin la participación directa de nuestro Dios, Creador, quien nos inspira para hacerlo cada vez mejor. Nosotros somos creyentes y eso nos une,  el amor a Dios y el agradecimiento por las grandes obras que hace y que nos ayuda a poder llevar agua de calidad a las comunidades rurales”, manifestó el compañero Virgilio Bravo, Director del Nuevo FISE.

El pastor evangélico Bismarck Quinto de la Iglesia Pentecostal Vid Verdadera expresó: “El Nuevo FISE ha confiado en Dios y con su ayuda ha hecho feliz a muchas comunidades rurales llevando agua potable y saneamiento y en el 2020 será más glorificado, porque esta institución será más bendecida mientras siga haciendo esta noble labor. Todos ustedes deben ser equipo, practicar el compañerismo, las buenas relaciones y la unidad”.

El equipo organizador del evento entregó un donativo a la Iglesia Pentecostal La Vid Verdadera para ser distribuidos en otras iglesias de la misma denominación, mismos que fueron recaudados entre los servidores públicos del FISE para esta bonita acción de amor y solidaridad. En el desarrollo de la actividad también se realizaron rifas y se disfrutó de un rico desayuno tradicional.

Debemos dar gracias a Dios porque él nos da la fuerza que necesitamos en medio de cualquier circunstancia. Dios es también nuestro escudo protector frente a las agresiones del enemigo. Es posible que nunca sepamos con certeza de cuántos males Dios nos ha librado.

FISE CREADOR